was successfully added to your cart.

Pulsera de aro, la fusión de 2 joyas icono

By octubre 11, 2018Plata de Ley

pulsera de aro alqimia infinito

Quizás la joya más difícil de encontrar o, mejor dicho, aquella que case a la perfección contigo es la que adorna tus muñecas, las pulseras. Párate un momento a pensar y comprobarás que solo este tipo de joya requiere de un tiempo, algo más prolongado de lo habitual, para decidirte a adquirirla o no.

Y ¡no es para menos! porque las muñecas no tienen nada que ver con las orejas o el cuello. Todas son partes muy visibles del cuerpo, pero las primeras son las únicas que chocan con todo aquello con lo que te encuentras a lo largo del día: el teclado del ordenador, la mesa, las personas a tu alrededor… Por tanto, siempre conviene tener en cuenta para qué looks específicos serán las pulseras que te compras porque no serán iguales para la vida cotidiana que para acudir a eventos o celebraciones, ¿verdad? Pues no, es decir, ya no y hoy os descubrimos cuál es el modelo apto para cualquier momento: la pulsera de aro.

La continuidad y el absoluto más potenciados que nunca

Energía en continuo movimiento, flujo eterno, sin principio ni final. Esto es lo que representa la figura geométrica del círculo y la circunferencia que lo conforma.

La energía ni se crea ni se destruye, pero sí se puede expandir, algo que evidencia el diseño de la pulsera de aro de Alqimia. Esta joya tan particular dispone de 2 circunferencias, por lo que puede considerarse como una nueva versión, de corte vintage,  o diseño único del símbolo infinito.

Como te contamos hace unos meses, en un principio, allá por el 1600 a.C., el símbolo empleado para representar el infinito era el círculo. De hecho, no fue hasta el siglo XVII de nuestra era, que el matemático inglés John Wallis estableció que el infinito debía representarse como un 8 tumbado.

Aunque no se sabe a ciencia cierta, este matemático pudo escoger el 8 por el analema, la curva que forma el recorrido del Sol en el cielo, durante un año, si se mira siempre desde la misma posición.

Pues bien, el nuevo infinito que proponemos en Alqimia, en forma de la pulsera de aro, podría ser una reinterpretación del analema y, al mismo tiempo, la fusión de 2 de las joyas más deseadas que existen: las pulseras redondas de diseño minimalista y los pendientes de aro.

La cualidad de la pulsera de aro para repeler enganches

En la introducción a este artículo, te comentábamos lo molestas que pueden llegar a ser ciertas pulseras, porque se enganchan con todo.

Aunque, generalmente, no nos preocupemos por las muñecas y pensemos más en la cabeza, las piernas o las manos, las primeras son las responsables de que podamos coger cualquier objeto con diferentes giros o que podamos llegar a diferentes partes del cuerpo, como por ejemplo, rascarnos esa zona de la espalda casi inaccesible.

Debido a que las muñecas están en medio de toda la actividad que realizas, lo primordial es que la joya que elijas para adornarlas sea cómoda, estilosa y, desde luego, nada molesta.

Por eso, la pulsera de aro es la mejor. “¿Cómo así?” te estarás preguntando, seguramente. La respuesta es muy sencilla: todo lo que dispone de esquinas angulosas llama a golpe, a enganche, a rozadura. En cambio, las formas redondeadas (y más las de la pulsera de aro, que están cerradas) te aseguran armonía y una ausencia total de los molestos enganches.

Así que, ¡ya lo sabes!, la pulsera de aro es tu joya indicada para complementar con minimalista y cómoda elegancia tus muñecas, durante el día a día. Por su diseño, también, resulta ideal para celebraciones. ¡Exacto!, esta es la pulsera para todo y la podrás encontrar, junto a otras estilosas joyas, en la tienda online de Alqimia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies