was successfully added to your cart.

DIY: los pendientes en la oreja y para crear otras joyas

By octubre 5, 2018Acero quirúrgico

pendientes en la oreja para crear otras joyas DIY

¿Qué sería de la vida sin creatividad, sin imaginación, sin dejar volar tu mente hacia lugares, sensaciones y objetos más bellos? En efecto, un aburrimiento. Además, si lo piensas bien, la creatividad es una de las cualidades que ha permitido a la especie humana avanzar y desarrollarse.

Desde el mismo momento en el que un troglodita decidió juntar un trozo de piedra a un palo o llamar pendientes a minerales preciosos y decir “vamos a llevar pendientes en la oreja”, la creatividad ha sido el motor del progreso de la humanidad, fuente de grandes dosis de disfrute y base fundamental para el arte. Dentro de este último, destaca la joyería y hoy te invitamos a poner en práctica estos creativos DIY con los que comprobarás que están genial los pendientes en la oreja, pero que, con ellos, puedes crear otras joyas.

De los pendientes en la oreja a los pendientes en otras partes del cuerpo

Aunque hayamos crecido con la idea de “los pendientes en la oreja ¿dónde si no?” que nos decían nuestras abuelas y madres, lo cierto es que esta región del cuerpo nunca ha sido la única para llevar este tipo de joyas.

Por ejemplo, en el continente africano, seguramente, la retahíla al educar sea algo parecido a “los pendientes en la oreja, en la nariz, en el ombligo, casi en cualquier parte del cuerpo”, al igual que otros lugares del mundo ajenos a la cultura occidental, como la India o, en su momento, la América precolombina.

En España, conforme avanzaba el siglo XX, sobre todo, desde los 60 en adelante, la mentalidad de la sociedad se fue haciendo más abierta y de los pendientes en la oreja (solo de mujeres, además) se pasó a los pendientes en la nariz, en la ceja, en la nuca, el ombligo…

Lleva los pendientes más allá de las orejas con estas joyas DIY

Con el breve repaso histórico del apartado anterior, pretendemos 2 cosas. Por un lado, que no tengas miedo a llevar pendientes en otras partes del cuerpo y, por otro, que descubras las inmensas posibilidades que te ofrecen los pendientes para embellecer tus otras joyas.

Así que, sin más dilación, te explicamos 3 variedades de joyas que puedes obtener al añadirlas pendientes:

  • Para una ocasión especial… ¡pulseras sonajeras! ¿Cómo pueden ser tuyas? Muy fácil, puesto que basta con que cojas los pendientes del tipo aro de Alqimia y los introduzcas en cualquiera de nuestras pulseras. Otra variante, menos llamativa y más adecuada para eventos especiales más protocolarios, como una boda o bautizo, es aquella formada por las pulseras de cruz y los pendientes colgados de círculo o estrella. Para crearlos, lo único que tienes que hacer es introducir un pendiente en el círculo donde se abrocha la pulsera. ¡Original y chic!
  • Colgantes de pendientes colgados, ¡viva el poder vertical! Como te contamos hace unos meses, de todos los pendientes en la oreja que existen, han vuelto con fuerza los del tipo colgados. El gran atractivo de los mismos reside en que potencian la estilización de tu cuerpo. A veces, según el escote que lleves, sobre todo si es del tipo v-neck, halter, cruzado, en gota o en v profundo, lo que pide tu conjunto es una joya que marque, aún más, la profundidad. Para ello están los colgantes “de toda la vida” y los que os proponemos. Estos últimos están compuestos por cualquiera de los colgantes (a excepción de los de bicicleta, grulla origami y love) de nuestra tienda online y pendientes colgados, que puedes distribuir, tanto en la cadena como en el propio detalle. Recomendamos esto en los de cruz, infinito y flecha. Para no sobrecargar el look, los pendientes colgados más apropiados para estas joyas DIY son los de círculo, cruz y estrella.
  • Aro y cruz, ¡esta es la actitud! De una boda sale otra boda y de un pendiente, perfectamente, puede salir otro, como en este último tipo que os recomendamos. La operación DIY es tan sencilla como en los casos anteriores. Simplemente, tendrás que escoger qué tonalidad de pendiente de aro y de cruz deseas. El de cruz es el que va colgado del aro, lo que, de repente, convierte esta combinación en un singular y chic pendiente colgado, que ahonda en un sentido vertical tan favorecedor como elegante.

¿Qué te han parecido nuestras propuestas? ¿tienes tú otras ideas para que la coletilla “los pendientes en la oreja” sea tan habitual como “pendientes en la joya y parte del cuerpo que desees”? Seguro que sí. Por eso, te recordamos que en nuestra tienda online puedes encontrar todo aquello que te permita materializar tus diseños. ¡Viva la creatividad al servicio del estilo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies